Cómo cuidar la piel de la cara

La limpieza de cutis es un procedimiento que no es agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células mas superficiales y eliminar los famosos y tan desagradables “puntos negros o barritos”, que hablando en términos dermatológicos se denominan “comedones”, y los micro-quistes que se van acumulando con el tiempo.

La frecuencia e indicación de la limpieza dependerá de la decisión del dermatólogo de acuerdo a cada tipo de piel. Es importante recordar que:

La piel seca: apenas tiene impurezas, suele ser tirante y tiende a la formación de escamas y arrugas. Los poros en general son poco perceptibles, la superficie de la piel luce opaca y está deshidratada.

La piel grasa: se caracteriza por poros grandes y abiertos. La piel es gruesa, su superficie es húmeda y presenta una buena hidratación.

La piel mixta: suele ser grasa en la zona “T” del rostro mientras que en los pómulos es áspera y tirante.

Cada tipo de piel requiere un cuidado diario con productos cosméticos específicos que se adapten mejor a cada necesidad; por esto es necesario recurrir a un dermatólogo o un especialista en el tema para que nos indique la cremas y geles que disminuirán la formación de comedones y la dilatación de poros.

Es fundamental recordar que todos los productos cosméticos que se utilicen, ya sean humectantes o desmaquillantes, deben ser “OIL FREE” (libres de aceite, para evitar barritos) e hipoalergénicos.

Te regalamos cinco pasos para que realices una limpieza e hidratación nocturna para que tu piel permita que el efecto de los productos aplicados sea más duradero y te levantes con una cara nueva y libre de impurezas.

Lo que vas a necesitar es lo siguiente:

  • Leche de limpieza.
  • Papel tisú.
  • Algodón.
  • Crema hidratante.
  • Crema nutritiva.

Los pasos son los siguientes:

  1. Para limpiar la piel de tu rostro, coloca sobre éste abundante cantidad de crema o leche de limpieza con movimientos circulares y ascendentes. Realiza este paso todas las noches, seas hombre o mujer. Utiliza un producto indicado para tu tipo de piel (seca, grasa, mixta, normal, sensible).
  2. Con papel tisú, retira la crema de limpieza.
  3. Limpia el excedente con un algodón embebido en loción desmaquillante y luego aplica una loción tonificante para refrescar y tonificar la piel.
  4. Cuando la piel haya absorbido la loción, coloca leche o gel de limpieza en los párpados. Aplica una fina capa en forma de media luna, desde el párpado superior hacia el inferior evitando la zona de las pestañas.
  5. Con movimientos ascendentes, coloca en rostro y cuello una crema nutritiva adecuada para tu tipo de cutis, comenzando por el cuello, de abajo hacia arriba y desde el centro hacia los costados.

Recuerda que estas cremas se aplican por la noche porque son untuosas y dejan brillo en la piel, lo que las hace poco aceptables para el día.


1 Comentario - Dejar un comentario
  1. Izzayer dice:

    Excelente !!! como podemos saber que marcas son buenas si los dermatologos no son my claros, y se basan en las marcas que ellos trabajan y no en realmente que el cliente decida por su economia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>