Crítica – The day the Earth Stood Still

The day the Earth Stood Still

En The day the Earth Stood Still, Keanu Reeves interpreta el papel de un ser de otro planeta que evolucionó junto a su civilización en el momento que se enfrentaron a la muerte del Sol que les calentaba e iluminaba, y que llega a la tierra dentro de una esfera gigante, a la cual se le suman cientos de otras dispersas en todo el mundo.

Como no podía ser de otra forma, en una película Hollywoodense, la esfera principal se encuentra en la ciudad de New York, lugar donde recibe las hostilidades de un gobierno que teme por la seguridad mundial, al detectar la desaparición del satélite a través del cual controlaban el armamento nuclear y todo el sistema de seguridad de la nación. Sin embargo, dichas hostilidades son improductivas, dado que no afectan a la esfera, sino que activan el sistema de defensa de un enorme especie de robot, el cual se vuelve sumamente destructivo.

Klaatu (Keanu Reeves) es el ser encargado de ordenar el ataque del robot, pero antes deberá intentar negociar junto a las principales autoridades (líderes) del mundo un período de cuidado ambiental y ecológico, sin el cual el planeta tierra (uno de los pocos existentes en todo el universo capaz de albergar complejas y diversas formas de vida) desaparecerá, muriendo y matando a todo ser vivo que habite en él.

Pero Klaatu se ve imposibilitado de reunirse junto a ellos, imposibilitado por el gobierno estadounidense, por lo cual ordena la destrucción de la raza humana y toda su creación

La salvación solo puede encontrarse si Klaatu comprende la completa carga sentimental de los humanos, tarea en la que la Dra. Helen Benson (Jennifer Connelly) y su hijastro Jacob (Jaden Smith) tendrán un papel importante.

Mi crítica: The day the Earth Stood Still («Ultimátum a la Tierra» en España y «El día que la Tierra se detuvo» en Hispanoamérica) es una película entretenida desde su comienzo, con una trama interesante y bien elaborada, pero que pierde un poco el hilo de la película en los momentos finales, convirtiéndose en una teoría algo irrelevante y hasta deducible por lógica. Digamos que no te deja pensando, ni un mensaje final, simplemente termina de manera bastante abrupta y mediocre. Una película para ver en casa y no para el cine.

Les dejo el Trailer.

¿Qué opinas? deja un comentario



¿Qué opinas? deja un comentario

Mazcue
Logo