Elegancia y glamour en la Boda Real

Sin lugar a duda que el casamiento real del Príncipe Guillermo con Kate Middleton fue el evento monarquico del año. De gran interés resulta para todos la vida de cuento que llevan los integrantes de la realeza. Y en este caso no faltaron las joyas, el protocolo, y mucha elegancia.

Todas las expectativas estaban centradas en ella. ¿Cómo sería el vestido de Kate? Luego de largos meses de especulaciones y misterios, fue Sarah Burton, directora creativa de la casa de moda británica Alexander McQueen, quien estuvo a cargo de los preparativos.

El vestido de manga larga en satén y encaje, de color marfil, hizo lucir a Kate radiante. El escote era de forma corazón y la blusa y falda contaban con detalles también en encaje confeccionados especialmente por la Escuela Real de Costura. En los pies, la novia llevó tacones de raso en tono marfil, fueron también confeccionados por la firma McQueen.

El atuendo se completaba con un velo de encaje sencillo y una tiara de diamantes. Los pendientes en forma de lágrima fueron un obsequio de los padres de Kate.

A la novia no le debe haber resultado nada fácil caminar con una cola de 8 pies de largo. Pero para ayudarla estaba su hermana, Pippa. De ella también hablaremos hoy, quien se encontraba bellísima con un impactante vestido creado por Burton. Era en marfil satinado, bien ajustado al cuerpo con corte sirena y escote caído. Lo llamativo fue que Pippa no llevaba tocado, solo un broche joya para recoger el cabello y unas flores naturales decorando. Impecable.

La madre de Kate, Carole Middleton, llevó un atuendo super chic integrado por un abrigo corte imperial en un tono primaveral delicado. Perfecta.

Entre las mejores vestidas, podemos mencionar también a Sophie, condesa de Wessex, a Charlene Wittstock, demostrando que muchas veces menos es más; y Lady Windsor, ejemplo de sencillez y elegancia.

Pero siempre hay quien erra en la elección del vestido. Las princesas Beatriz y Eugenia llevaron atuendos que casi aterrorizaban a la gente; Tara Palmer, enceguecía con ese color; Máxima Zorreguieta con un vestido y tocado muy poco favorecedor y el matrimonio Beckham, demasiado fúnebres para la ocasión.

Galería de imagenes

Así que ya sabes, si algún día te toca ir a una boda de la realeza, tienes estilos a imitar… y otros a los cuales no.

¿Qué opinas? deja un comentario



¿Qué opinas? deja un comentario

Mazcue
Logo