Madonna – Hard Candy – Info + Críticas

La reina del Pop, Madonna acaba de lanzar su último CD: Hard Candy (caramelo duro), y desde el momento en que la diosa presentó este nuevo lanzamiento mundial, sus millones de fanáticos irrumpieron en las disquerias en busca del nuevo material…

Hoy en Mazcue te vamos a contar un poco más, te vamos a mostrar todo lo relacionado con Hard Candy, para que no pierdas detalle.

Madonna Louise Veronica Ciccone Fortin Ritchie

Hard Candy es el nombre del undécimo álbum de estudio producido por ella, Pharrell Williams, Timbaland y Nate «Danja» Hills, el álbum contiene un estilo hip hop con influencias de R&B contemporáneo. Su lanzamiento mundial se fijó para el 28 de abril de 2008, y para el día siguiente en Estados Unidos. ?ste es el último álbum de estudio que Madonna lanzará con Warner Bros. Records.

¿Por qué? Los rumores empezaron en junio de 2007, Madonna «ya ha roto el contrato con» Warner Bros para firmar un acuerdo por 10 años y 86 millones de euros con la promotora Live Nation. Si la negociación llega a buen puerto, la mujer mejor pagada de la industria musical, la artista que reinventó la definición de superestrella pop, podría redefinir también el papel tradicional de las discográficas.

A través de este trato «sin precedentes», como lo describen fuentes cercanas al asunto, Live Nation vendería sus discos, montaría sus giras y controlaría el merchandising, espónsores y licencia del nombre e imagen de la reina del pop. A cambio, la diva de 49 años recibiría un anticipo de 12,5 millones de euros y otros dos pagos de entre 35 y 42 millones por tres discos. Según el rotativo The Wall Street Journal, Madonna ya ha avisado de su marcha a Warner, la discográfica que ha publicado sus hits desde el Holiday de 1983, porque no ha podido superar la oferta de Live Nation. Por contrato, la cantante tiene que grabar otro álbum de estudio con este sello, además de un grandes éxitos. Warner mantendría los derechos sobre el catálogo de Madonna de los últimos 20 años. Muchos leen este acuerdo como un nuevo modelo –versión siglo XXI– para conducir el negocio de la música tras la agitada revolución digital de la última década. De momento se desconoce cuándo aparecerá el primer álbum de Madonna con la promotora de Beverly Hills, ni cómo esta compañía con escasa infraestructura de distribución lo hará llegar al público.

Madonna se había inspirado en el trabajo de Justin Timberlake: FutureSex/LoveSounds por lo que se dijo que Timberlake también tendría una participación en el nuevo álbum y así lo hizo. En diciembre de 2007 aparece en la red una grabación del primer sencillo «4 Minutes» (que en un principio fue llamado «4 Minutes to save the world»), dicha grabación era una parte de la canción que fue presentada por Timbaland el 16 de diciembre de 2007, durante un concierto de navidad en el «Philadelphia Jingle Ball» en Camden, Nueva Jersey. Una persona del publico grabó el audio de esa presentación y fue publicada en Internet.

El 14 de marzo de 2008 Madonna da a conocer la carátula de «Hard Candy» en la que ella aparece en una pose sensual y tentativa, en el fondo se muestran caramelos rosados; la portada va acorde al álbum mezclando el boxeo (dureza) y los caramelos. [la foto que ven acá]

Realmente me gusta escribir con Justin (Timberlake)… Hicimos sesiones de psicoanálisis cada vez que escribíamos una canción. Nos sentabamos y empezabamos a hablar de diferentes situaciones, problemas amorosos, etc. Esa es la única forma, porque escribir canciones con alguien es algo muy intimo, fue muy divertido, porque él es muy abierto y tiene talento. ?l es un gran letrista. No he trabajado mucho con letristas a los que me conecte tan bien y estén tan interesados tanto en el ritmo de las palabras como el sentido de estas.

Fueron las palabras de Madonna sobre la colaboracion de Justin en Hard Candy.

Las Críticas:
Aunque Hard Candy suscitó una notable expectación, alimentada por los éxitos previos de Madonna (álbum Confessions on a Dance Floor) y por la novedosa participación de Justin Timberlake y Timbaland, las primeras críticas han sido mayormente frías. La convicción predominante es que Madonna, tras una década de influencias tecno de gusto europeo, quiere recuperar presencia en el mercado norteamericano y para ello se sumerge en los ritmos de moda en aquel país, descuidando demasiado las melodías y las letras. Según estas críticas, Madonna habría cedido el control artístico a sus productores, de tal modo que el álbum no tiene el carácter distintivo de los suyos.

Diego A. Manrique, de El País (2 de mayo de 2008), valoró el álbum de manera bastante dura, subrayando el afán más comercial que creativo de Madonna. Según él, la maquinaria promocional de la cantante intenta imponer o sobrevalorar un producto musical que realmente no alcanza los niveles de calidad habituales. Su frase más contundente es: «Con tanto dinero, ¿no podía haber elegido compositores hábiles?».

A su juicio, el sencillo 4 minutes tiene cierta «chispa», aunque la producción de Timbaland es demasiado pesada y amenaza con fracasar el resultado. Candy Shop le parece de una picardía inadecuada para una cantante madura, «¿estas metáforas no son para las lolitas?». Sus críticas más duras son para Spanish Lesson («una simpática españolada que no da mucho juego» por la escasa voz de Madonna) y el dueto con Kanye West, Beat Goes On, «canción de relleno» que no existiría «con los antiguos controles de calidad», que según él, apartaban las canciones flojas «a las caras b de los singles». Manrique valora algo mejor She’s Not Me, «una rodaja del funky que hacía Prince en sus primeros años», aunque tacha la letra de «tontorrona» y cree que «está en formato maxi, se alarga demasiado». Miles Away le parece «pop de centro comercial», con ingredientes «infalibles» como la guitarra acústica y las voces que se alejan. La última canción, Voices, la considera un final ampuloso, aunque otros críticos la consideran mejor, al ver en ella toques más turbios y menos «blandos».

Las críticas han sido también frías o claramente negativas en la web de El Mundo y en la revista OK, que valora positivamente la nueva incursión en español de Spanish Lesson, pero critica la disparidad de tantos estilos en un solo disco, «por el afán de Madonna de gustar a todos».

En los medios norteamericanos, las críticas son mayormente igualmente tibias o negativas. Se cuestiona que Madonna se haya sumergido ahora en la onda musical de Timbaland, cuando este productor ya ha dejado de ser rompedor y se limita a fabricar éxitos convencionales para cantantes dispares. Se echa de menos el nivel de sus producciones con Nelly Furtado.

Las críticas sobre una «falta de personalidad» son bastante comunes: «Son canciones que no parecen creadas para ella», sino que parecen descartes o variaciones de sonidos anteriores, «que los productores han dado a Madonna» como podían haberlos dado a cualquier otra cantante. De acuerdo a este juicio, «en 4 minutes, Madonna queda en segundo plano ya que (de manera inusual) ha cedido poder a sus colaboradores».

También se cree que el afán de la cantante de parecer joven cae en un exhibicionismo. Algunas críticas en foros de Internet subrayan que ella da pie a cuestiones de edad y forma física para demostrar su poder, y que tal afán repercute en coreografías muy forzadas y en un descenso de calidad artística.

Por el contrario, la agencia Reuters y algunos medios anglosajones elogian el álbum como «generoso» y como un éxito comercial cantado.

En algunos chats, los fans de Madonna tampoco se ponen de acuerdo al valorar el álbum y el video musical de 4 minutes. El baile con Justin Timberlake les parece más un alarde de gimnasio que una coreografía realmente creativa, y tampoco han gustado los efectos visuales de cuerpos que se abren.

¿Vos qué opinas?

25
¿Qué opinas? deja un comentario

0 Personas participando
Más Recientes Más viejos Más votados



25
¿Qué opinas? deja un comentario

Más Recientes Más viejos Más votados
Mazcue
Logo