Perrito de solo dos patas, la felicidad total

Un ejemplo más, aunque animal, de que la felicidad total es posible pese a las circunstancias. Este perrito ha nacido o perdido sus dos patitas delanteras, pero lejos de sentirse distinto, discriminado y deprimido, ha logrado superar sus limitaciones logrando alcanzar la felicidad total, en 2 patas!


Este caso, es similar al del Chihuahua «Roo» que nació con la misma discapacidad, y que fue adoptado por una familia luego de haber sido puesto en adopción. En dicha oportunidad, más de 50 familias pretendieron adoptarlo, lo que nos habla de la generosidad humana y el amor mutuo.

Y también al de Josie, que utiliza una silla ortopédica para desplazarse con mayor facilidad.

Cuando veo cosas así, en mi cielo brilla una estrella más 🙂

¿Qué opinas? deja un comentario



¿Qué opinas? deja un comentario

Mazcue
Logo