San Antonio Spurs vs New Orleans Hornets – Game 4

Buenas buenas.
Acabamos de disfrutar muy buen básquet.

Tras sufrir dos derrotas muy cómodas en los dos primeros partidos en manos de los New Orleans Hornets, Gregg Popovich hizo los ajustes necesarios para igualar la serie. Esta vez con una cómoda victoria por 100 a 80.

Manu Ginobili fue elegido entre los mejores de la NBA, como integrante del tercer quinteto ideal de toda la NBA, además de haber recibido el premio al mejor Sexto Hombre (Todos estos premios cada vez lo acercan más a su destino en el Salón de la Fama del basketball mundial). Con esos renovados halagos de parte de la NBA, Manu convirtió 46 puntos en los juegos ganadores (31 y 15 respectivamente), además de jugar muy buenos juegos a la par de Tony Parker y Tim Duncan.

¿Qué pasó en este juego 4 para que los Spurs brillaran?

La mano de Gregg Popovich, uno de los mejores entrenadores de la historia de la NBA. Eso pasó.
Una vez más, con su gran capacidad para leer el juego hizo los ajustes necesarios.

1- A Chris Paul no hay quién lo marque:

Viéndolo así, movió a Bruce Bowen, el mejor defensor de perímetro del equipo para que Tony Parker tomara la marca de Chris Paul, mientras Bowen se encargaba de Peja Stojakovic.

El resultado: Chris Paul siguió haciendo lo que quiso, metiendo 35 y 23 puntos en los juegos 3 y 4, pero Stojakovic, gran factor en los juegos 1 y 2 pasó desapercibido, tras el cerrojo que puso Bowen sobre él.
Popovich 1 – Byron Scott 0

2- A Tony Parker no hay quién lo marque:

No soy un fanático de dejar que Parker tire todos los tiros y nunca la suelte, le falta mucho como armador para llegar a los niveles de los grandes bases de la historia, a nivel armador repito. Pero es un arma mortífera cuando ataca el aro, y ahora que está encestando el tiro de media distancia. Totalmente letal.
Popovich le dijo, atacalo a Paul… que él trabaje en defensa. Así como vos no lo podés marcar a él, él no te puede frenar a vos.
Y una frase que le dijo en el tercer cuarto del juego de hoy resume todo: «It´s your game, baby» (Es tu juego, nene).
Dándole toda la confianza y soltándolo a cambiar gol por gol con Chris Paul.

3- Una cosa es la temporada regular, otra cosa es esta serie:

Manu fue elegido el mejor reserva pese a ser un titular disfrazado.
No más disfraces fue la decisión de Popovich. Manu arrancó jugando los juegos 3 y 4, con grandes resultados.
Dos victorias y serie igualada.

4- Las contribuciones que pasan desapercibidas:

Nadie diría que Oberto jugó un partidazo si viera su planilla, y eso es algo que a mí, sinceramente me molesta de la prensa argentina. Que sólo se fijan en la planilla. Ya me los estoy imaginando diciendo Oberto sólo metió 4 puntos y no bajó ningún rebote.
Sin embargo, aquí nuevamente Popovich leyó muy bien el juego y lo puso a marcar a David West, quien venía promediando más de 20 puntos en la serie, y lo marcó tan bien que terminó llevándolo a sólo diez puntos y 3 pérdidas de balón.
Además Fabricio generó 3 faltas ofensivas de los rivales.
Popovich leyó muy bien esto y lo hizo iniciar la segunda mitad de arranque para que estuviera en cancha esos mismos minutos.
No me sorprendería verlo arrancar el juego 5 de titular.
Como en el comentario final dijo Charles Barkley: «Le voy a dar un consejo a David West: No dejes que Oberto te frustre». Si lo dice el bueno de Chuck, por algo es.

5- Robert Horry recibió sus minutitos:

Los Spurs son viejos decían todos al iniciar la temporada; los Spurs son experimentados es el discurso en la postemporada.
Robert Horry, con los 9:49 minutos jugados hoy llegó a igualar el récord de Kareem Abdul Jabbar de más cantidad de partidos en playoffs de la historia de la NBA. Y todavía le queda tiempo para superarlo.
Logró Popovich que los jugadores que usualmente tienen más desgaste guardaran un poco de energía para lo que se viene, ya que ninguno superó los 35 minutos.

6- Ataquen el tablero:

Siempre quien gane el duelo de los rebotes tiene mejores chances. Esta vez la diferencia fue notable. 54 rebotes para los Spurs, 41 para los Hornets.

7- Ataquen el aro:

Teniendo a Manu, Parker y Duncan en el equipo, la decisión de atacar, atacar, atacar el aro siempre es positiva, ya que abre espacios y genera oportunidades.
A qué me refiero, se preguntarán:
Los Spurs lograron la friolera de 27 asistencias contra sólo 12 de los Hornets.
Los Spurs forzaron a Tyson Chandler, la principal presencia interior de New Orleans a jugar sólo 25 minutos por estar cargado de faltas.
Esos dos datos, abrieron mucho la cancha.

Quizás lo que acabo de escribir para que ustedes lean no es una típica reseña de un partido.
Una de las diferencias es que el partido lo vi y no miré sólo la planilla con el resultado puesto.
Otra es que soy árbitro de básquet y estoy acostumbrado a ver el juego de manera diferente y de un lugar distinto.
Y finalmente, me gusta el básquet.

Espero que hayan disfrutado la reseña, y será hasta la próxima. Ahora la serie es al mejor de tres y todo empieza de cero.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo
(Un árbitro comentarista de ocho brazos)

P/D: Como un agregado extra, podríamos agregar la indignante cobertura de Canal 7, que a pocos minutos del segundo cuarto irrumpió con el Loto, y no solo por unos minutos, sino hasta terminado todo el segundo cuarto. Por suerte tenemos otras formas de seguir el partido por Internet y no depender de nuestra «televisión pública».

Spurs

3
¿Qué opinas? deja un comentario

0 Personas participando
Más Recientes Más viejos Más votados



3
¿Qué opinas? deja un comentario

Más Recientes Más viejos Más votados
Mazcue
Logo