10 simples maneras de ayudar a nuestros más fieles amigos

Este es un espacio para que entre todos aportemos ideas que beneficien a animales (perros y gatos principalmente) que se encuentran en situación de calle o abandonados.

Si bien a veces existe la errónea idea de que se requiere de mucho dinero para hacerlo, esto no es así y todos podemos ayudar, sea con lo que esté a nuestro alcance.

Una de las formas es que tengas presente que muchos de los perros que ves en las calles no tienen hogar y por lo tanto no tienen comida o agua ni resguardo en días de lluvia, del frío, del extremo calor, de ataques de otros perros, de infecciones, de accidentes en las rutas y demás, y no menos importante es que tampoco cuentan con el cariño y el cuidado de alguien.

Lo triste de muchos otros casos es que hay animales con dueños que lamentablemente también se encuentran en estado de abandono y descuido, lo cual obviamente es igual de destructivo que si estuviesen en la calle.

Entonces, ¿Cómo puede uno contribuir desde su lugar?

Esto te parecerá casi obvio y creo que si llegaste hasta esta parte del artículo es porque posees la valiosa cualidad que se necesita para dar ayuda. Lo más importante es amar a los animales, algo tan básico como esto hará que todo funcione mejor y lo verás reflejado en sus ojos.
simples maneras de ayudar a nuestros más fieles amigos

10 formas de ayudar a nuestros fieles amigos:

1 – Debes saber que muchos de los recipientes que pudiste haber tirado (pueden ser de potes grandes de helados, bidones de agua vacíos, o algún balde que tengas de más) puedes reutilizarlos para los animales y ponerles por ejemplo agua en tu vereda.

Procura que el recipiente esté limpio, que el agua esté siempre limpia (debes cambiarla si es posible de forma diaria), que esté a la sombra de ser posible, y que quepa su hociquito en el mismo.

2 – Lo mismo sucede con los restos (o sobrantes) de comida que te sobren ya que ellos podrían comerlo con gusto. Ten muy en cuenta que algunos huesos chiquitos pueden ahogarlo, son dos minutos de tu tiempo para apartarlos y evitar que esto le suceda y se lastime. También evita que quede algún resto de bolsa o film.

3 – No tires la ropa que ya no uses, ellos la necesitan como camita cuando hace mucho frío, o en días de lluvia donde inevitablemente se mojan. No creas que su pelaje lo hace todo, sería como decirte a ti qué porque llevas un pullover puesto no sentirás más frío. Ellos te agradecerán ese calorcito.

4 – No los culpes si los ves romper la basura, un animal no tiene uso de razón y por lo tanto no hace esto para ensuciarte la vereda o por dañino, solo buscan sobrevivir y encontrar algo de comer, y la realidad es que algunos se esfuerzan mucho en rebuscarselas y no encuentran más que papeles y cosas que no pueden comer, e incluso y lo más preocupante es que pueden lastimarse y envenenarse. Ofréceles comida cuando los veas haciendo esto.

A lo mejor deberás acercarte con cuidado porque desconocen y se asustan, y es que lamentablemente están acostumbrados a que los echen o golpeen. No repitas lo mismo, más bien SUMA y ofréceles comida, siempre tenemos algo que no comemos, que les puede servir o sino también hay opciones de alimentos balanceados económicos. Por supuesto evita los alimentos en mal estado.

5 – A veces los perritos callejeros andan en grupo, y si bien son amistosos entre ellos pueden desatar una gran pelea si se les da de comer a todos juntos. No te olvides que son muy territoriales, celosos y por comida pueden lastimarse. Por eso lo mejor que puedes hacer en estos casos es tener paciencia y darles por separado, y si es posible alejarlos unos de otros y que cada uno tenga su porción.
10 simples maneras de ayudar a nuestros fieles amigos

6 – Un animal viejito necesita más cuidados, y muchas veces lo más triste de esto es que no se tiene en cuenta y son muy discriminados por su apariencia, de pelaje gastado por el tiempo, su andar lento, su ausencia de energía, su ceguera, su falta de audición, y demás.

Los animales viejitos necesitan aún más atención porque es una etapa donde se les presenta la dificultad para realizar muchas tareas, como la de comer, poder hacer sus necesidades normalmente, correr y andar por todos lados, y muchas otras cosas más.

Un animal avejentado necesita también nuestro cariño y un hogar donde vivir. Muchas personas limitan su atención en animales pequeños, cachorros y en los “nuevos” de la familia. Un animal nunca se reemplaza por uno nuevo, no los apartes. Dales el mismo cariño que al resto, el mismo cariño que les das cuando son cachorritos.

7 – No tengas miedo de evitar que dos perros se peleen, las personas que ven una pelea de perros en su primer reacción lo que comúnmente hacen es alejarse por el susto a ser mordidos por ellos, pero esto no es así. Puedes evitar que dos perros se lastimen y tener que lamentar algo peor o tener que llevarlo al veterinario. No permitas una pelea entre perros, ellos no buscarán morderte a ti porque están plenamente enfocados en ellos dos y cegados por las ganas de morderse.

Siempre hay uno que es el que ataca primero y hay otro vulnerable, pues debes ir al atacante, al que domina la pelea y tomarlo de las patas traseras para desnivelarlo y tirarlo para atrás o los costados para que lo suelte al otro. Esto lo desestabilizará y hará que lo suelte. También puedes probar tirándoles con agua fría o un ligero golpe no tan fuerte en las costillas del atacante.

Nunca trates de quitar primero al perro vulnerable que está siendo atacado, eso empeorara las cosas y él saldrá muy lastimado. Procura siempre enfocarte en el dominante.

8 – No tomes confianza rápidamente, y asegurate siempre antes de tocar un perro de que él sienta tu olor y pueda confiar que no le harás daño alguno.

Puedes acercar suavemente tu mano hacia abajo, nunca hacia arriba, y de esta manera él lo primero que hará será olfatearte, ya que es su forma de conocernos. Dales seguridad, y luego puedes avanzar de a poco a ayudarlo si ese es tu objetivo, o simplemente acariciarlo. Ellos perciben todo muy bien, no es mito cuando se dice que un perro huele tu miedo. En realidad huele tanto tu buena como también tu mala intención.

9 – Promueve la colecta y las castraciones. Es una muy buena forma de colaborar, evitando que siga habiendo más cantidad de animales en situación de calle. Lo más indicado para esto en principio es la castración, así que ya sabes que si ves por las calles un grupo de perros siguiendo una perra es momento de poder castrarla y evitar más abandonos, más hambre y más gastos en general.

10 – Enséñales a los niños desde muy pequeños a cuidarlos, esto es algo que dependerá siempre por supuesto del amor y respeto que tú como adulto tienes para con los animales y de esta manera, y con buenas acciones que el niño/a observe de ti hacia ellos, con seguridad el día de mañana también será de gran corazón y ayudará a todos los animales que lo necesiten. Muéstrales de qué manera acariciarlos y cómo ganarse su confianza.
10 maneras de ayudar a nuestros más fieles amigos

Por consiguiente, el promover las colectas entre todos hace más fácil las cosas y más grande será el beneficio.

Esperamos que te haya gustado este articulo. Recuerda que puedes dejarnos tu comentario acerca del tema y aportar otros puntos que te parezcan importantes.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Mazcue
      Logo

      Send this to a friend